La novia de España

Empiezo a pensar si no será ésta una estrategia bien pensada, sacando ahora, a año y medio de las próximas elecciones, toda la mierda habida y por haber, dejando que después las aguas se calmen, que ya se sabe que el electorado tiene poca memoria histórica y llegado el momento, nadie se acuerde ya de que en el seno del partido en el poder, no quedó títere con cabeza en cuanto a escándalos políticos, mafias, corruptelas, robos, prevaricaciones y un largo etc. de historias para no dormir.

Y es que, cada vez que leo el periódico se me pone la vena azul. Hace tan solo una semana, argumentaba en estas mismas páginas, la inutilidad de mantener un Senado que nos cuesta a la ciudadanía española, la nada desdeñable cantidad de 52 millones de euros al año, sin que ese Órgano tenga función útil, cuestión reconocida, no solo por los entendidos en la materia, sino incluso por algún senador que otro. Pero claro, función útil o inútil, dirán algunos, dependerá de para quién, porque, si bien para los ciudadanos es una carga económica (una más),  para los listos de turno es una fuente inagotable de dinero y privilegios.

O si no, que se lo pregunten al presidente de Extremadura, el Sr. Monago, o al presidente del PP de Teruel, Sr. Carlos Muñoz. El segundo y tras ser obligado a dimitir, no ha dicho más que la verdad: utilizaba la tarjeta del Senado para viajar a Canarias a visitar a su novia, la Sra. Olga Henao. Asegura que no cometió ningún delito ni nada ilegal y es verdad.

Ese es el problema, que utilizar el dinero de todos los españoles para retozar con su novia, no es ilegal, al revés, es totalmente legítimo porque esa tarjeta es de libre disposición, cómo y cuando quiera, dónde quiera y para lo que quiera. Que sí, que es legal. Ese es el problema.

Me importa un pimiento con quien retocen el Sr. Muñoz y el Sr. Monago y al margen del morbo que se desprende de que ambos visitaban con dinero público a la misma señora, que bien podríamos llamarla “la novia de España” (al fin y al cabo, bien cara nos ha salido a todos  sin ser parte en sus relaciones sentimentales) me importa también un pimiento si utilizaban la tarjeta para visitar a su santa madre, la cuestión es que, se creen con derecho a adjudicarse unos privilegios sobre la ciudadanía que son intolerables, porque, no es ilegal, pero tampoco es ético.

Las arcas del Estado, se constatan como el pozo sin fondo del que todos sacan agua ¡Barra libre! A beber todos.  Quienes se supone que están al servicio de los ciudadanos,  representando sus intereses, declinan esa responsabilidad, le dan la vuelta a la tortilla y nos ponen a todos a su servicio y hasta para pagarles sus devaneos amorosos ¡el colmo! .

Todo el partido arropa emocionado a Monago. ¡Tranqui, colega! Que 32 viajes a Canarias en 18 meses no son nada, ¡como empiecen a tirar de la manta, van a salir viajes con novias, esposas y amantes, que la vena azul nos va a reventar a todos!. Y es que, no parece que quieran remover mucho el asunto, ni mucho menos modificar la norma que establece la legalidad de tirar de tarjeta con cargo a nuestros bolsillos para cualquier menester que consideren sus señorías.

Lo cierto es que, desde que Monago le pasó la novia a Muñoz, dejó de viajar a Canarias, o al menos con tanta asiduidad, pero, si bien Muñoz ha soltado la Visa pero se niega a devolvernos ni un duro, Monago prefiere devolver los duros y no soltar la Visa y es que ellos son así: están seguros de que “sus” privilegios, lo son por designio Divino.

¿No les recuerdan a Gollum? ¡Miii Tesoroooo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: