El Pacto de la vergüenza

Las Centrales Sindicales CCOO y UGT se han vuelto a cubrir de gloria. Sus máximos líderes, Ignacio Fdez. Toxo y Cándido Méndez acaban de firmar con el Gobierno y el presidente de la Cepyme, unas ayudas que distan mucho de ser un desahogo económico para los parados sin recursos.

Las ayudas de 426€, tendrán una duración máxima de 6 meses y si durante ese tiempo, la persona que la recibe es contratada, el empresario le detraerá de su salario el total de la ayuda, es decir: que la subvención no es para el parado, sino para el empresario que le sale la mano de obra casi gratis o gratis del todo, porque los contratos a media jornada están que se salen y la retribución por ellos es incluso inferior a esa cantidad.

Todo un chollo para el empresariado avispado. Permítanme Sres. Toxo y Méndez, aplaudirles con enfervorecida vehemencia. Hace falta mucha cara dura y muy poca vergüenza, para firmar semejante acuerdo y presentarse después ante sus bases y ante las personas en situación de paro sin subsidio, así, como el que ha llevado a cabo una gran proeza.

Para eso, mejor se hubieran levantado de la mesa dejando que el Gobierno llevara a cabo esa ley haciendo lo que le dé la gana, como de facto ha hecho sin grandes oposiciones, pero sin la complicidad de los dos grandes sindicatos, que han acabado legitimando una estafa más para la clase trabajadora.

La Ministra de Empleo, Fátima Báñez, no podía, durante la presentación oficial de la firma del acuerdo, disimular su alborozo. No era para menos. Colársela con tanta facilidad a estos dos señores, no lo había creído ella ni en sueños, pero mira, hasta saltitos daba de la alegría y miraba a Rajoy como diciendo: “¡Mira papi, mira, sin manos!”.

La bajada de pantalones ha sido histórica además de indignante y bochornosa. Esta “ayuda” que en realidad no lo es, se dará a personas en paro que no perciban prestación, sin cargas familiares. Para que se entienda mejor: parados y paradas que no tengan hijos mayores de 18 años. Porque todos sabemos que cuando nuestros hijos e hijas cumplen los 18 años, no comen, ni visten, ni estudian, ni tienen gastos ¡qué tontería!  Al revés, todos trabajan y con un futuro que te cagas.

Sres. Méndez y Fdez. Toxo, no tienen ustedes vergüenza. No solo permiten la corrupción en sus respectivas organizaciones a cambio de mantenerse a perpetuidad en sus cargos, que ustedes no conocen el paro, sino que también venden a la clase obrera a precio de saldo. Ustedes tampoco nos representan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: