Japón, 1 – España, 0

La tercera economía del mundo, Japón, anunció en el mes de noviembre su entrada en recesión de forma preocupante. Su PIB cayó un 7’3% hasta junio de este año. La subida del IVA aplicada a los nipones, pasó factura al gobierno de Shinzo Abe complicando gravemente su salida de la crisis económica. Pero, ¿cuál ha sido la solución aplicada por el gobierno japonés a sus problemas económicos?. Una solución lógica que al gobierno español no se le pasa ni por la imaginación por su escasez en ambas cosas: lógica e imaginación.

El gobierno japonés acaba de aprobar un plan económico de emergencia que asegure la reactivación del consumo interno : una importante inversión pública que se enfoca hacia subidas salariales, ayudas y subsidios a las pymes y empresas agrícolas; incremento en obras públicas e infraestructuras, sobre todo en el medio rural; promover construcciones respetuosas con el medio ambiente y financiación de medidas de apoyo a la maternidad, aumento de servicios médicos y sociales y número de plazas en guarderías. Eso entre las más importantes.

Los economistas nipones consideran que estas medidas permitirán la recuperación del consumo doméstico y la reactivación de la economía del país en términos generales. La financiación de este paquete de medidas activadoras, se llevarán a cabo con medidas fiscales y el presupuesto sobrante del ejercicio anterior para evitar la emisión de más deuda pública.

Justo todo lo contrario que España, mira por dónde. Sin embargo, nos anuncian a bombo y platillo que nuestro PIB se va recuperando en el último trimestre a pesar de las medidas empobrecedoras aplicadas en nuestro país. Pero, ¿en qué consiste, según nuestro gobierno, el darle un empujoncito al PIB en plena crisis?

Primero hay que saber qué es lo que mide el PIB, que es, concretamente, la actividad de intercambio económico en el país durante un tiempo determinado y para eso, a principios de este año, ya anunciaron que el “truqui” estaba en incluir en las actividades económicas, el tráfico de drogas y la prostitución, ni que decir tiene que también se incluyen todos los movimientos en negro, es decir, la economía sumergida y las transacciones ilegales. Concluyendo: la delincuencia, organizada o no y las actividades no legales, aportan al PIB español un pico importante, en concreto 10000 millones de euros por tráfico de drogas y prostitución y 200000 millones por actividades en negro (o caja B), datos emitidos por el mismísimo Parlamento Europeo.

En cambio y ojo al dato, el trabajo doméstico y la atención  a la dependencia, minusválidos,  ancianos y niños, no está considerado dentro de las actividades económicas, puesto que al no estar remuneradas, no tienen la categoría de aportaciones a nuestro PIB.

Todo ese trabajo, invisible  e infravalorado, es desarrollado mayoritariamente por las mujeres en el ámbito doméstico, como si no existiera.

O sea, que España muestra con orgullo un PIB en alza, asentado sobre turbias aguas. Según la investigadora del Instituto de Estudios Fiscales, María Pazos, incluir drogas y prostitución entre las actividades económicas influyentes en el PIB, es “dar carta de naturaleza a dichas actividades”.

Por su parte, la catedrática de Economía de la Universidad Pablo de Olavide, y especialista en estudios de género, Lina Gálvez, reclama nuevos indicadores capaces de medir, no solo el crecimiento económico (venga de donde venga), sino también el bienestar de las personas y el impacto ambiental de las actividades cotidianas.

En definitiva, a la ciudadanía, se nos presentan los números de forma engañosa, conscientes de que pocos van a escarbar en la veracidad y en la naturaleza de los mismos. Los titulares son los que quedan impresos en la mente de la población pero la realidad es otra.

Poner el bienestar y la dignidad de la ciudadanía por encima de la mera apariencia y de los intereses más turbios, es algo que, al parecer, tiene el gobierno japonés más claro que el español, incluso reconociendo que Japón no es tampoco una sociedad ideal, pero, aún así, desde nuestra condición de ciudadanos y ciudadanas, Japón, 1 – España, 0.

Anuncios

Un comentario

  1. Huida hacia adelante.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: