2014 ¡Adiós chollo, adiós!

2014 ha sido un año especial y repleto de cambios, el año del “tanto fue el cántaro a la fuente que al final se rompió”, el año del “hasta aquí llegó el agua”.

El año del hartazgo, del destape de las cuentas millonarias de conocidos políticos en los paraísos fiscales extranjeros, sacando el dinero de España a espuertas mientras la gente es desahuciada de sus casas por deudas que, para ellos, serían irrisorias.

El año del rescate con dinero de todos, a unos bancos que niegan el pan y la sal a los ciudadanos y ciudadanas desposeídos y se llevan por la puerta de atrás el dinero a sacos, a base de sueldos de escándalo a sus directivos y cantidades cargadas sin control ni justificación a tarjetas opacas por si habían saqueado poco.

El año de la emigración forzada de nuestros jóvenes más preparados para, quizá, nunca más volver.

El año del corte y recorte de los recursos a la investigación, a la educación y a la sanidad, mientras se entregan a manos privadas, cercanas todas ellas a miembros del gobierno del pepé, las empresas públicas para que sigan sacando tajada unos cuantos de los bienes de todos los españoles, a los que se somete a la precariedad en todos los sentidos.

El año en que nos fuimos enterando de que, senadores y diputados, pagan con cargo al bolsillo de toda la ciudadanía, viajes privados, comidas, vestuario y vacaciones sin necesidad de justificación y sin cortarse un pelo, con el respaldo de la legalidad vigente que ellos mismos se encargan de aprobar.

El año en que la imagen de la monarquía estaba tan llena de mierda, que hubo de abdicar un rey en favor del siguiente con la esperanza de lavarle un poco la cara a la institución, moderando, de momento, las formas, que no los fondos, que no han cambiado nada que yo sepa.

El año del movimiento independentista catalán que, torpemente, como no podía ser de otra manera viniendo de mentes obtusas, se prohibió una consulta ciudadana que hizo radicalizar más hacia el independentismo al pueblo catalán, cosa que no hubiera ocurrido de haberles respetado su derecho a decidir a través de esa consulta, puesto que los sondeos se decantaban mayoritariamente por el NO a la independencia. De esa forma hubiera legitimado una opción que hoy no está ya tan clara.

El año en el que un nuevo partido, Podemos, irrumpe en la política cogiéndolos a todos con los pantalones bajados y haciendo tambalear todo un sistema de corrupción amparado en el bipartidismo que, durante años, campó a sus anchas con el mensaje de “esto es lo que hay”.

Ahora todos los que vivieron del chollo hacen examen, no de conciencia, porque nunca la tuvieron, pero sí de estrategias, porque ya no pueden asentar sus privilegios en la impunidad del sistema anterior a la aparición de Podemos.

Se les acaba el chollo, lo ven, lo huelen y se abren paso a codazos como en el juego de la silla. Ahora todos están locos por representar al Don Limpio de la política dentro de sus filas, cuando están de mierda hasta el cuello y han consentido, cuando no participado, en todas las tramas de corrupción habidas y por haber de los últimos años.

Adiós 2014. Dejas un panorama al menos alentador y una Europa llena de esperanza en un futuro que rompe definitivamente con este triste pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: