Las dos Europas

Europa ha abandonado a Grecia. Francia e Italia miran de reojo a Alemania mientras dicen eso de: “yo quisiera, pero…”

Somos prisioneros, rehenes del poder económico, listos para el sacrificio en cuanto alguien ose dar el paso fuera de la línea marcada. Grecia es una advertencia de “los mercados”, esos que nadie concreta y a los que todos aluden.

Fuera de las fronteras de Europa no hay, por el momento, ningún país dispuesto a tender la mano a Grecia y arriesgarse, dando una bofetada en toda la boca a Merkel y a su tropa de vampiros. Tsipras y su gobierno tendrá que tomar decisiones y rápido. El resto de Europa sabe que España va detrás, pero tienen una ventaja: las elecciones en nuestro país están previstas para finales de 2015, eso si Rajoy no decide dilatarlas para 2016. Saben que Grecia no puede aguantar más allá de abril o mayo. Antes de dos meses, o se derrumba y acatan las órdenes troikianas, o tiran por la calle de enmedio, acuñando su propia moneda con consecuencias que se me escapan.

No puedo dar soluciones, la única solución es la que todos sabemos: una moratoria que permita su recuperación, tal y como se hizo con Alemania en 1953. Ellos también lo saben, saben que esa es la forma, pero entonces Grecia consolidaría su soberanía sobre unas bases de igualdad social y eso, pondría en serio peligro el diseño económico europeo, encauzado ya a través del TTIP a someter de una tacada a los pueblos que durante los últimos siglos hemos ido conquistando espacios de libertad  ¡y a qué precio!.

No es posible jugar en un terreno ajeno y con las normas del contrario. ¿Quién entraría a jugar así? Pero los gobiernos precedentes lo hicieron. “La Europa de las dos velocidades”. Una Europa que iba en coche y la otra, a pié. Lógico que lleváramos dos velocidades. Pero nos dijeron que caminaríamos a la misma velocidad con una estructura de solidaridad económica entre naciones (la velocidad era la pasta, claro). La solidaridad no era tal, sino un interesado cúmulo de préstamos y en caso de que lo fuera, ya se ocuparon los corruptos de turno de beneficiársela ante la mirada parsimoniosa de la Europa que iba en coche.

El euro ha sido el invento demoníaco más vil, pero más certero que inventaron. Que nadie piense que, aunque España no sea Grecia, obviedad que ya aburre repetir, nos enfrentamos a las mismas fauces que hoy aprietan la yugular griega. También traerá consecuencias, hay que estar preparados para ello. La rebeldía no está bien vista por quienes están acostumbrados a poner condiciones y a que éstas se cumplan sin rechistar.

No les importa ver morir lentamente a un pueblo, ahogándole sin piedad. Les debe parecer que hemos llegado demasiado lejos, porque les corre prisa, mucha prisa, antes de que España salte a la arena lista para presentar batalla y le puedan seguir otros territorios, cortarán la cabeza a Grecia y la exhibirán colgada ante la puerta del BCE para escarnio público y escarmiento de quienes se aventurasen en tomar el mismo camino.

El pueblo siempre paga, con su dinero, con su bienestar o con su vida. Eso lo saben ellos de sobra. Con esa ventaja juegan.

Anuncios

2 comentarios

  1. España no es Grecia, no. Pero los españoles deberíamos ser griegos de corazón, solidarios, unirnos a la senda que ellos han iniciado por su propio bien y por el de Europa, hasta que el camino se llene de compañeros de viaje, deberíamos demostrar que la moneda única no es lo único ni lo más importante, como hasta ahora ha sido, en una verdadera unión de países. No podemos esperar a vernos como los griegos para actuar. En algún momento se tendrá que imponer la lógica: la minoría, la élite, no puede ganar siempre a la mayoría, esa burbuja también explotará. No sé cómo ni de qué manera. El problema es que la razón solo dispone de palabras y argumentos. La sinrazón, al contrario, de armas mucho más mortíferas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Totalmente de acuerdo contigo, Antonio. Me aferro a esa esperanza igual que tu, e imagino que como muchos miles de almas más.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: