Haciendo porras (primera parte)

Hace algunas semanas que unas amigas y yo decidimos hacer una porra: Gobierno de izquierdas coaligado o nuevas elecciones. Ahí queda eso, cada cual argumentaba la opción que le parecía ganadora, la mitad de la peña apostó por que se coaligarían los partidos de izquierda: Psoe, IU y Podemos apoyados por PNV y quizá algún otro diputado catalán, puesto que esa es la opción deseable, al menos para quienes rodeábamos aquella mesa; la otra mitad, entre las que me encontraba, apostábamos por que nos veríamos abocados a unas nuevas elecciones. Una cena en juego, dos opciones, un futuro brumoso.

Nadie contempló la posibilidad de un gobierno de coalición Psoe-Ciudadanos-PP, tal vez porque nos salían sarpullidos solo de pensarlo, pero todo pudiera darse.

Eso ocurrió el día en que Pablo Iglesias lanzó la oferta de gobierno al Psoe, aquella que hizo salir del ensimismamiento general a los dos grandes partidos que se cedían el trompazo de investidura a la voz de “pase usted primero”. Sinceramente, la tan criticada oferta de Podemos fue tal vez la única voz coherente entre tanto cinismo, aunque también tengo alguna crítica que hacerle a Iglesias en cuanto a las formas pero no a los fondos de su propuesta. Creo que si de algo pecó el joven profesor fue de inexperiencia en las tablas políticas en las que aún no se mueve con toda la soltura que debiera.

Eres un poco “bocas” querido Pablo. Mira a tu alrededor y aprende que en política como en el poker, Jamás, con mayúscula, se deben enseñar las cartas antes de asegurarte el triunfo. Aparte de eso, aunque pienses que tu contrincante es un mierda de postín y tu futuro socio no del todo honrado, procura guardarte los dardos para la guerra y no para la paz, porque en política, como todo el mundo sabe, se hacen muuuuuuchos enemigos, lo cual no tiene mayor trascendencia y si acaso hasta es bueno, según quién sea tu enemigo, el problema no es ese, el problema es que, aparte de enemigos lo que debes hacerte es al menos algunos y buenos amigos y si no, mira Mariano, que mire por donde mire no tiene ni un amigo que le apoye en estos momentos en el Congreso, bueno, un poquito Ciudadanos, pero hasta ellos se la cogerían con papel de fumar llegado el caso y tú te vas a quedar solo si sigues hablando antes de pensar.

No es que hayas enseñado algunas cartas, no, es que has enseñado toda la baraja y ahí la has cagado. No es que lo que has dicho sea malo, no, al contrario, es lo deseable para muchos millones de votantes de izquierda, pero ni era el momento, ni el lugar, ni la forma de decirlo. Ese es tu error y la lección que no sé si habrás aprendido.

Y ahora que he dado una de cal, voy a dar otra de arena. La política, que debiera ser una actividad honrosa y decente, es sin embargo el arte de la mentira, del cinismo y de la hipocresía. No es de ahora, por desgracia lo ha sido siempre, ¡pues no han habido puñaladas (literalmente) entre partidos e intro partidos!

El inoportuno anuncio de Iglesias, le han hecho diana de todo tipo de acusaciones, de las cuales habría que reírse a carcajadas. ¡Qué prisas tiene Podemos por coger la poltrona! Decían algunos. Yo me pregunto a qué coño se han presentado todos los candidatos de los distintos partidos a las elecciones generales si no es para gobernar, porque si lo han hecho para no gobernar nos están tomando el pelo a todo el mundo.

El hecho de que después de mes y medio continuemos sin gobierno y por tanto sin dar solución a un buen montón de problemas que nos afectan a toda la ciudadanía, es una falta de respeto y un descarado juego en el que todos mienten.

El pepé, porque al no dar el primer paso hacia la investidura, no ponía en marcha el reloj y así se daba tiempo mientras Sánchez se estrellaba sin los votos suficientes o era ahorcado por el sector felipista si daba la mano a Podemos y siempre en el horizonte, la posibilidad de nuevas elecciones que le auguraban mejores resultados. En consecuencia: que pase el tiempo o no, se la suda.

El pesoe, haciéndose el ofendido ante la propuesta podemita, cuando en realidad Sánchez tenía un auténtico marrón dentro de su partido, en el que el potente sector felipista le ha prohibido caer en la tentación de un gobierno de izquierdas bajo pena de ser defenestrado antes de que cante el gallo. Así que se puso manos a la obra a pactar con Ciudadanos a sabiendas de que el único apoyo que obtendrá de ellos está condicionado a la gran coalición con el pepé, a imagen de Alemania a la cual Felipe González le debe mucho. ¿Digo mucho? Creo que todo.

El señor X en la sombra, que ya lanzó sin cortarse un pelo que había que hacer una gran coalición entre pepé y pesoe si era por el bien de España, que él sabe muy bien lo que es bueno y lo que es malo para España, no la ciudadanía, que no sabe del bien ni del mal para sí mismo, ahí está el señor González para decírnoslo como buen faro que nos guía, eso y donde tenemos la nariz, que tampoco lo sabemos. Si sabrá él lo que es bueno, que renegó de todos los principios fundacionales e ideológicos del Partido Socialista hasta dejarlo que no lo reconoce ni su puta madre (ya lo anunció Alfonso Guerra, ese perro de presa rabioso de González que continúa echando escupitajos verdes cada vez que abre la boca).

¡Y mira que bien les ha ido! Para que vea usted, señora Maruja. Integradísimos en el sistema, sobre todo en el sistema de las puertas giratorias, poniéndose finos de ganar pasta y hasta continua usando el coche oficial, ¡ea! ¡porque yo lo valgo! ¡Ahora van a ir a decirles a estos que hay que formar un gobierno de izquierdas!

Anuncios

2 comentarios

  1. […] parte de la trama Rus El “no” desenlace de las eleciones generales en España Haciendo porras (primera parte) Estrategias La sociedad de la información El cronopio de la trompeta La palabras: Poder, encanto […]

    Me gusta

  2. No puedo estar más de acuerdo, sobre todo en lo referente a la bisoñez de Iglesias, a la anticipación y al final hasta le copian las ideas como la del candidato independiente, se reían de él y ahora otros van por ahí. Es el único que ha ido de cara, para bien o para mal, se estrelle o no. Yo también estoy en la porra en tu postura.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: