El pedo de la discordia

Hay que ver cómo anda la gente de irascible, debe ser el cambio climático que nos tiene desubicados. Se nos altera la sangre como si de primavera se tratase en este invierno raro que ni es invierno ni es ná de ná.

O tal vez sea por el sinvivir que experimentamos en estos tiempos de espera a ver qué pasa, si el Psoe se decide a dejar de ponernos los cuernos, coqueteando a izquierda y derecha, sabiendo que no habrá boda con nadie pero procurándose cama con todos.

El caso es que una ventosidad inocente y espontánea ha prendido la mecha de una tragedia inesperada y es que cualquier conato de disparo, aunque éste sea de aire comprimido y expedido vía anal, desencadenó el fin de semana pasado una auténtica guerra entre clanes en el municipio de Torrent (Valencia).

Un pedo fue respondido con otro pedo, tal vez el segundo más fuerte y contestón que el primero. Empezaron los hombres, siguieron las mujeres y tras el bombardeo inocuo y ventoso, siguieron los estiramientos de moño, las navajas y al final las balas de verdad, las que hacen sangre y no las que ofenden la pituitaria enemiga.

En consecuencia, cuatro heridos por herida de bala en el hospital y un pueblo anonadado.

No, si al final, entre disgustos y pedos nos van a matar a todos

Anuncios

Un comentario

  1. Me parto con tu post, aunque es para llorar…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: