#NiUnaMenos

Porque el dolor es compartido, comparto también las palabras.

El luto no es sólo de Argentina. También es un luto latinoamericano; un luto mundial. Un luto que necesita trascender fronteras para hacer real la consigna #NiUnaMenos. Porque no es sólo se trata de Lucía Pérez, sino de Rosa Elvira (caso colombiano) y de muchas mujeres quienes se ven y se han visto amenazadas por una violencia degradada que no las involucra únicamente a ellas.

“Soy mujer. Y un entrañable calor me abriga cuando el mundo me golpea. Es el calor de las otras mujeres, de aquellas que hicieron de la vida este rincón sensible, luchador, de piel suave y corazón guerrero”.

-Alejandra Pizarnik-

Ver la entrada original

Anuncios

2 comentarios

  1. ¡Vivas os queremos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Mariano · · Responder

    La situación es terrible y este tipo de acontecimientos sirven para poner la lupa sobre hechos normalmente invisibilizados, en este caso lo siguiente: en Argentina muere una mujer cada 30 horas a manos, siendo el 71% de los casos por personas de su círculo directo. Fue impactante la marcha de ayer, así como el hecho de que marchara casi todo el arco político en su conjunto. El caso de Lucia fue espeluznante. Parte el alma ver esos ojos tan llenos de sueños, de ímpetu de vivir, quebrados, mutilados, que murió, que fue robada a la vida.

    Lo que sí, necesito hacer foco sobre algo que me preocupa. En la cuestión discursiva se apela exclusivamente a la mujer “la marcha de las mujeres”, “huelga de las mujeres” “Vivas nos queremos”, cuando este drama nos pertenece al conjunto de la sociedad. Abundan las proclamas donde se elige como contrincante a “el macho, el varón”. Muchas consignas confunden, torpemente, rol con género. Dando involuntariamente el mensaje de que todo hombre por serlo ya es un asesino en potencia, un machista… como si toda persona pobre por serlo ya sea un posible ladrón.

    Lo jodido de esto es que se empobrece y se banaliza la cuestión. Hoy somos muchos los hombres no-machistas (de hecho el rol machista no es exclusivo del género masculino). El llamado a movilización debiera interpelar no solo a las mujeres, sino a la sociedad en su conjunto. Las marchas, las protestas, las acciones deben interpelar sin filtros de géneros ¿o acaso, si alguna vez hacemos una marcha para repudiar la explotación laboral y sexual infantil, vamos a alentar a marchar solo a los niños?

    En estos dramas, como bien decis “el dolor es compartido”. Fuerte abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: