La indecisión

Si tuviera más valor, cruzaría unas palabras con él. Podría comentarle que el libro que sujeta entre sus manos es estupendo, o que le falta un puntito de fuerza a la historia, no sé, tal vez…
Cada día subo al tren y le veo sentado, casi siempre en el mismo lugar, buceando en esas páginas. Si supiera que ayer mismo compré ese libro solo para tener una excusa, para mirarme en sus ojos antes de verle bajar en su estación y perderle de nuevo entre la gente.
Hoy daré el paso. Le diré: que casualidad, tenemos los mismos gustos literarios y ambos reiremos. Llega la parada, salta al andén, besa a una mujer, mi libro cae al suelo.

Anuncios

5 comentarios

  1. beatriz · · Responder

    muy bueno, saludos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Dolor en la historia, bien contada una prosa que corre y el final estupendo ” del plato a la boca se cae la sopa” . Abrazos y rosas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, Rubén. Un placer tenerte por aquí.

      Le gusta a 1 persona

  3. Mariano · · Responder

    Pobre! Es el buen comienzo de una historia eh!

    Le gusta a 1 persona

  4. Esas cosas pasan, Mariano. Es la vida. Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: